Importancia de la formación en Igualdad

importancia de formación en igualdad

El Real Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo, “de medidas urgentes para la garantía de igualdad de trato y oportunidades en el empleo y la ocupación” establece diferentes horizontes temporales de obligación de contar con un Plan de Igualdad de acuerdo al tamaño de la empresa calculado en función del número de personas trabajadoras que tiene.

De esta forma, a partir del 7/03/2022, todas las empresas de más de 50 personas en plantilla están obligadas a tener implantado un Plan de Igualdad. Además, dichas empresas tienen la obligación de formar a todas las personas trabajadoras que conforman su plantilla en materia de igualdad.

La formación en materia de igualdad forma parte de los Planes de Igualdad y es un requisito imprescindible para las empresas que quieran distinguirse positivamente en esta materia. Esta formación se realiza a todos los niveles de la empresa y va a ser diferente dependiendo de las funciones que desempeñe cada persona en la organización.

Así, toda la plantilla deberá recibir una formación básica en materia de igualdad con el objetivo principal de capacitar, concienciar y sensibilizar a todas las personas trabajadoras de la empresa en los conocimientos mínimos necesarios para cumplir con los objetivos planteados en el Plan de Igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Para las personas miembros de la Comisión de igualdad se realizará una formación más específica y extensa que les capacite en dicho cometido para que desarrollen sus funciones de manera eficaz.

En el caso de empresas que necesiten una persona Agente de Igualdad, ésta realizará una formación más concreta que la capacite para promover la igualdad en la organización, que sepa impulsar las políticas de igualdad y pueda elaborar e implantar el Plan de Igualdad pertinente, buscando provocar cambios culturales en la empresa que promuevan el respeto y la igualdad de trato entre mujeres y hombres. Las personas objetivo de estas formaciones son las pertenecientes a departamentos de recursos humanos o de responsabilidad social corporativa.

Así mismo, todas las personas pertenecientes a los órganos de Dirección de las empresas deberán recibir la formación en igualdad que les habilite para desempeñar sus funciones transmitiendo la cultura que promueva las prácticas pertinentes para que se establezca igualdad de oportunidades y de trato entre toda la plantilla.

Por tanto, podemos concretar que la formación en igualdad es fundamental y muy útil para establecer una empresa más diversa e inclusiva.

Además de la obligatoriedad, algunos de los beneficios y ventajas más destacadas que se pueden dar tras realizar formación en materia de igualdad en las empresas son las que siguen:

  • Mejorar de manera positiva la cultura de la organización.
  • Generar una ventaja competitiva con una mejora de la imagen de la empresa.
  • Reducir el absentismo laboral entre la plantilla.
  • Aumentar la confianza de las personas trabajadoras y con ello la productividad.
  • Mejorar el clima laboral de la empresa.

En caso de necesidad de asesoramiento en materia de formación en igualdad, desde FORLOPD le ayudamos a encontrar los cursos más adecuados atendiendo a las necesidades de su empresa.